Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 

Entrevista a Eduardo Yarke

 

 

 


P.: ¿Puede ampliar su definición de arquitectura sustentable?

E.Y.: Para mi, la verdadera arquitectura es poesía hecha con formas, espacios, colores, texturas, juegos de luces y sombras y significados. La arquitectura sustentable sería entonces, "poesía consciente".

Es importante tener en cuenta lo resbaladizo del término sustentable, por eso le damos siempre un carácter relativo. Un edificio es más sustentable que otro de similares características en la medida que utilice recursos de maneras mas eficientes.

P. Usted hace mucho hincapié en la necesidad de generar nuevas pautas de consumo.

E.Y. Creo firmemente que las actuales actitudes frente al consumo, incentivadas por una publicidad que no reconoce límites y en donde todo lo material y espiritual se pretende que forme parte del mercado, nos está conduciendo al desastre.

Ya en la Agenda para el siglo XXI, documento fundamental surgido de la Primera Cumbre de la Tierra en 1992, se ponía el acento en ello y establecía que para alcanzar un desarrollo sostenible era necesario modificar las actuales pautas de consumo.

Hay dos maneras de hacerlo: Una por la concertación voluntaria y consciente de todos los países con la mediación de organismos internacionales del máximo nivel y alta participación ciudadana y la otra por la brutal crisis y recesión que estalló en 2008.

La primera hubiera sido preferible, aunque mucho mas ardua y lenta. La segunda es la respuesta que da el mercado a la imperiosa necesidad de disminuir las emisiones de dióxido de carbono y atenuar la crisis energética.

P. Pero el precio del petróleo ha bajado...

E.Y. Si, en forma temporal y como resultado de especulaciones económicas y políticas. Si algo deja en claro la actual crisis es que el mercado no es el "regulador natural" de las tensiones entre la oferta y la demanda que pretenden imponer como visión sus exegetas, sino que es el espacio de manipulación que imponen determinados grupos y sectores para aumentar su poder.

P. Y dentro de este esquema, ¿qué rol le cabría a la arquitectura sustentable?

E.Y. El de adaptarse a la crisis y mitigar sus efecto, mostrando que puede haber otra manera de diseñar y construir edificios, en donde prevalezca lo "natural" ya sea como materiales utilizados, como iluminación, ventilación, calefacción o refrescamiento.

Sin dudas el mercado se achicará y el poder adquisitivo disminuirá, por ello las soluciones deben ser mas económicas que las construcciones tradicionales aunque de mayor calidad y durabilidad, mas comprensibles para las mayorías, posibles de ser hechas por autoconstrucción aunque sea parcialmente, reciclables y de profundo respecto por el entorno y la disponibilidad de los recursos.

Hay otra línea opuesta a esta, que es una línea de sofisticadas tecnologías: Panasonic, por ejemplo, está completando a un costo de un millón de dólares el prototipo de una casa "ecológica" de 260m2 que puede estar en el mercado para el 2010 y que ahorraría hasta un 75% de las emisiones de CO2.

Sin dudas que el costo de esta vivienda será prohibitivo para la inmensa mayoría de la población latinoamericana. La crisis ahondará las diferencias entre los diferentes estratos sociales.

P. ¿Desestima la posibilidad que puede brindar le tecnología, entonces?

E.Y: No todo lo contrario, desestimo las soluciones para unos pocos. La investigación científica y tecnológica está en deuda en este tema. Necesitamos nuevos materiales a costos razonables y estos están faltando. Después de mas de 60 años en que los edificios fueron cada vez mas altos, mas livianos y transparentes y, por ende, mas consumistas de energía, es muy difícil cambiar la tendencia. Hoy siguen siendo, desde las viviendas hasta los edificios corporativos, el "packaging" de nuestro valor en el mercado. Para mucha gente, la disminución de la autovaloración por no poder mantener esta apariencia, va a ser muy traumática y dolorosa. Con esa mentalidad de fondo, fue muy difícil proponer soluciones mas racionales y eficientes, porque iban contra la corriente. De allí el retraso tecnológico que hoy presenciamos.

P. ¿Cómo ve el futuro para la arquitectura sustentable?

E.Y. Duro, pero posible. Mucho depende de la duración de la crisis. Ya sea por aumento en la comprensión del momento que vivimos por cada vez mas personas o por imposición del mercado, la necesidad de disminuir emisiones contaminantes y racionalizar los consumos energéticos será cada vez más evidente. De allí la necesidad de proyectar y construir en base a parámetros y objetivos diferentes a los actuales. No es posible un desarrollo sostenible sin una fuerte contribución de la arquitectura que, a su vez, sea sostenible. Es una cuestión de lógica elemental y racionalidad colectiva que hasta ahora no ha existido por influencia del marketing y su mentira de prometer sueños imposibles.

Entrevista realizada por Eva Cajigas


Volver a Entrevistas