Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 


 

ESCUELA DE MUSICA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO

El edificio para la Escuela de Música está vinculado al conjunto de edificios existentes de las Facultades de Artes Escénicos y la Facultad de Diseño en el Campus Universitario de la UN Cuyo. En este predio está previsto desarrollar la Plaza de las Artes que articula las tres escuelas.

La estrategia para el desarrollo del proyecto fue aprovechar las pendientes del sitio respondiendo al contexto y a la topografía.



 

La intención es lograr un edificio capaz de asimilar la potencia paisajística del lugar como atributo fundamental. 

El edificio se resuelve en una planta baja extensa y ahuecada por patios interiores y escalinatas, cuya cubierta es una gran terraza jardín que se integra al paisaje circundante. De manera que el rol decisivo es formar una conexión física y funcional entre los diferentes sectores del campus. Esta plataforma da continuidad y flexibilidad entre las partes, al tiempo que no impacta formalmente predominando el espacio abierto de uso público. En consecuencia, articula los niveles de acceso y estacionamiento con los dos niveles interiores y la plaza de las artes a escala del conjunto; revitalizando el uso intensivo del campus como lugar de encuentro para la comunidad académica.  

Además, la terraza-jardín de casi 4000m2 funciona como membrana selectiva que protege y favorece el intercambio ambiental según las características climáticas de las diferentes estaciones. Contiene un sistema de canteros con flora autóctona y adaptada de bajo consumo hídrico. Los patios interiores arbolados contribuyen al carácter natural del acondicionamiento, favoreciendo el control ambiental de los pasillos y locales de planta baja. Debido a ésta participación activa en el control climático del edificio, la incorporación de técnicas de jardinería al edificio, tiene carácter tectónico más que decorativo.

La estructura es un montaje regular de vigas y losas de hormigón armado a distintos niveles que resuelve la estructura portante, además contribuye efectivamente a la economía de recursos y al uso racional de la energía para el sistema edilicio al permitir el intreso de radiación solar a distintas aulas, a través de ventanas altas materializadas por diferencia de nivel de losas. La relación de las losas de techo, permiten un aventanamiento sobre el lado norte para la mayoría de los locales (alrededor del 5% de la superficie cubierta del local), confiriéndoles iluminación natural suficiente y calor solar en invierno. Para el verano, esta ventana alta, permite ventilar naturalmente los locales, para los cuales, al contar con conservación de energía y masa térmica, se mejora las condiciones de confort térmico.  El frente Norte del edificio se aprovecha para captar la radiación solar en invierno y acondicionar pasivamente los espacios directamente ligados al mismo.

El sistema constructivo está resuelto modularmente por medio de tabiques de bloques de cemento. De esta manera, todos los muros conforman un sistema constructivo de gran resistencia material y capaz de adaptarse a los requerimientos acústicos. Estos bloques de cemento son rellenos con arena para aumentar su masa y peso en favor del aislamiento acústico. Por otro lado, este relleno, mejora las condiciones térmicas del bloque, logrando una transmitancia de 0.99 W/m2.ºC que para un edificio de estas características resulta suficiente. El muro así conformado resulta económico por no necesitar revoques, relativamente fácil de armar y con control de ruidos y transmitancia térmica suficientes. Las losas de hormigón armado se utilizaron vistas por el interior y se aislaron térmicamente con 3” de poliestireno expandido por el exterior por debajo del piso de la terraza que es de hormigón estampado in situ.

En planta baja, las aulas se distribuyen por familias de instrumentos y se organizan en función de los patios interiores y galerías que dan aire y luz natural a los locales. Cuenta con aulas para cuerdas, pianos, percusión, expresión coral y cámara, junto con un auditorio para 350 personas y todo el equipamiento necesario que la escuela demanda.



Un cuerpo superior en planta alta cierra la terraza jardín hacia el Norte. Contiene los sectores más protegidos como la biblioteca, administración, dirección y aulas de instrumentos de vientos. La etapa próxima completará los boxes de estudios cerrando el frente Este junto con la cubierta del auditorio que se integra como gradería a cielo abierto en la terraza jardín.

Acondicionamiento Acústico

El desafío es lograr una buena audición acústica en cada local sin afectar a los recintos contiguos.

El acondicionamiento acústico de cada recinto está en función de las proporciones adecuadas del espacio y el tratamiento superficial de los elementos constructivos. De esta manera se evita la excesiva reverberación y permite una reflexión suficiente para enriquecer el sonido.

Se ha tenido en cuenta las diferentes frecuencias de sonido características de cada instrumento para determinar el tipo de aislamiento sonoro y el grado de reverberación (reflexión) de los elementos sólidos que rodean al ejecutante. Hay instrumentos cuyo rango de frecuencias características es de tono más agudo (frecuencias altas), y otros que tienen frecuencias más bajas (tonos más graves) y otros como el piano que cubre un amplio rango. Para cada uno se ha determinado el acondicionamiento acústico técnica y económicamente más apropiado.

El muro macizo compuesto de bloques rellenos con arena gruesa y compactada resultó de gran densidad (el peso aumenta de 12.5 kg el bloque vacío a 27.6 kg el bloque relleno), aumentando el efecto de aislación sonora  (Nivel de aislación sonora de 55 dB). Pero además, esta tecnología es sumamente durable, resistente y de bajo mantenimiento, requerimiento necesario para cualquier edificio destinado a la educación pública.

Por otro lado, el acondicionamiento acústico se materializó primero aprovechando la superficie porosa del bloque (se pintó con recubrimiento a base de siliconas, que no deja mojar la superficie y se aprovechan los agujeros como elementos absorbentes), segundo se incorporaron paneles de acondicionamiento acústico resueltos con chapa perforada de acero pintada y material de alta absortividad por detrás (Acustiver R70). La posición del material absorbente varia entre dos posiciones dependiendo si se quiere absorber frecuencias más bajas (como en aulas de percusión) en cuyo caso se separa de la pared 5 cm; o frecuencias medias y altas (en cuyo caso el absorbente se se apoya directamente en la pared).

En resumen, el juego de suelos y subsuelos entrelazados, galerías y ámbitos abiertos y cerrados, promueven la diversidad y la variación. Desplazamiento de relaciones por medio de un plan de conexiones y desplazamientos por líneas de fuga que hace del medio físico, una máquina para poblar el espacio. Fiel a la música, como una máquina de flujos de movimientos que pueblan el tiempo.

Equipo de Diseño y Asesores

Para esta obra se realizó un Concurso Nacional de Anteproyectos cuyos ganadores completaron todo el proceso proyectual y de dirección de obra

Proyecto y Dirección Técnica: IN-Estudio: Daniel Gelardi / Gustavo Barea / Emilio Cugnini / Federico Inchauspe / Federico Sampieri / Jimena Gomez Piovano  

Asesor Especialista: Ing. Alfredo Esteves  
Asesor Estructura y cálculo: Ing. Pablo Gantuz
Diseño y asesoramiento paisajístico: ing. María Isabel Legarreta

Resumen

Obra: ESCUELA DE MÚSICA
Universidad Nacional de Cuyo
Ubicación: Campus Universitario Parque Gral San Martín. Mendoza
Superficie Terreno:                     5.000m2
Superficie Cubierta:                    5.488m2
Superficie Construida 1º Etapa:   1.772m2
Año de construcción:                   2007 / 2009

(Mas información sobre mediciones y verificaciones comportamiento térmico y acústico)

 

 

Los derechos sobre imágenes y textos del sitio en su totalidad quedan reservados © Buenos Aires 2009 arqsustentable.net