Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 


 

Ref. 8

 

Entre los pueblos originarios que ocuparon parte del territorio que hoy son los EEUU, se destacan por sus particulares aracterísticas el grupo humano llamado Anasazi.

Este grupo ocupó las regiones centro-oeste del continente norteamericano en lo que son los Estados de Arizona, Nuevo México y Colorado. Es una región que ofrece características climáticas continentales con inviernos muy fríos y abundantes nevadas, y veranos muy cálidos con fuerte radiación solar y grandes diferencias de temperaturas entre el día y la noche.

De naturaleza pacífica, los Anasazi ocuparon primero las mesetas centrales del Estado de Arizona, construyendo habitats semienterrados de forma circular, cubiertos con una estructura de ramas y adobe a los que denominaban "kiwa". Estos recintos solo tenían acceso por una abertura ubicada en la parte superior (que también servía para la evacuación de humos), y para ello empleaban escaleras portátiles.

Ante el riesgo de ataque de un grupo enemigo, cerraban la abertura y se refugiaban en el interior del kiwa hasta que cesase el peligro. Esta eficaz forma de defensa les permitió sobrevivir durante muchos años a los acosos externos. Por tal motivo, los Anazasi adjudicaron a los kiwas un carácter simbólico y sagrado, por lo que aún varios siglos después, cuando ya habían desarrollado formas constructivas más complejas y sofisticadas, seguían construyendo kiwas para uso en determinadas ceremonias religiosas, iniciación de jóvenes, consejo de ancianos, etc.


Los Anasazi eran originalmente recolectores y cazadores, para luego sedentarizarse convirtiéndose en agricultores y pastores. Construían sus edificios con adobe y/o piedras, con estructuras de troncos, formando cubiertas planas que, a manera de terrazas escalonadas, se orientaban hacia la dirección en la que se producían las trayectorias solares. Presentaban una organización social muy disciplinada y solidaria, resultado de la cual sus agrupamientos edilicios constituían conjuntos abigarrados y unitarios con varios niveles de altura y una multitud de locales que servían de viviendas y depósitos.

La falta de recursos en ocasiones, la búsqueda de lugares mas propicios en otras o el acoso de tribus más guerreras como los Sioux o los Navajos generaron para el pueblo Anasazi la necesidad de sucesivos desplazamientos que fueron realizando hacia el NE en los territorios de los hoy Estados de Nuevo México y Colorado.

Cuando se desplazaban para ocupar nuevos territorios, elegían como respaldo o protección para sus asentamientos acantilados o grutas de grandes proporciones que estuvieran orientadas hacia el sur. Estos acantilados o grutas actuaban como acumuladores térmicos interestacionales que al mismo tiempo protegían al conjunto de los vientos fríos provenientes del norte.

Los nuevos conjuntos adoptaban la forma semicircular abriéndose a las trayectorias solares de manera tal que, como consecuencia de los escalonamientos sucesivos de las estructuras en horizontal y del apilamiento de los recintos, cada lugar ubicado en el frente del conglomerado recibía durante el día varias horas de asoleamiento.

Los Anasazi inventaron de esta manera lo que sería el primer caso de un Urbanismo Solar.


La experiencia acumulada a través del tiempo, dio origen a interesantes adaptaciones constructivas tales como dejar a la vista los extremos de los troncos, que constituían la estructura de las cubiertas, a los efectos de verificar visualmente su estado de conservación, o de utilizar la nieve como aislamiento adicional en un clima con inviernos muy rigurosos.

Toda la Arquitectura Anasazi ofrece una imagen original y de fuerte impacto, que impresionó a los colonizadores españoles que al tomar contacto con esta comunidad los nombraron "Indios Pueblo"

Todavía subsisten los restos de algunos de estos conjuntos tales como los denominados Pueblo Bonito o Mesa Verde, que son atracciones turísticas muy visitadas. El último de estos conjuntos de nombre Thaos en la actualidad se halla ocupado por los descendientes de los grupos originarios, ofreciendo la particular imagen de recintos apilados a los cuales se accede por escaleras exteriores portátiles.

De este pueblo podemos extraer interesantes y útiles enseñanzas que muestran la adaptación lograda a un clima riguroso, con soluciones originales producto de una población inteligente lamentablemente conquistado y reducido como le sucedió al conjunto de los pueblos originarios americanos.


Ref. 5

Ref. 8

Ref. 4



Ref. 9

Ref. 1

Ref. 1

Ref. 1

Ref. 1


Ref. 1


Ref. 1


Ref. 1


Ref. 1

Ref. 1


Ref. 2

 

Todo contenido en este sitio puede ser reproducido con el único requsito de que se mencione arqsustentable.net como fuente