Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 

Actualidad

 

LAS ZONAS DE RESERVA CAMPESINA PUEDEN SER LA CLAVE PARA ALCANZAR LA PAZ EN COLOMBIA

Abril 2013

Entre los problemas a resolver que se están discutiendo en el marco del proceso de paz entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP, el tema de la tierra ocupa el primer y principal lugar.

Es el conflicto por la tierra el que dio origen y sostuvo durante 50 años esta lucha fratricida especialmente cruel (aunque enfrentamientos violentos fueron frecuentes desde el siglo XIX) y es encontrar una solución al mismo la única posibilidad de alcanzar la paz. Este tema enfrenta dos modelos y dos realidades de país irreconciliables entre sí y es al gobierno colombiano a quién le toca la dura misión de alcanzar una solución duradera.

Las Zonas de Reserva Campesina (ZRC) implementadas a una escala amplia son, hasta ahora, la única alternativa para alcanzar la paz tan ansiada. Las ZRC no son una idea nueva, fueron creadas por la Ley 160 de 1994 con el fin de proteger a las comunidades campesinas, especialmente aquellas ubicadas en zonas de frontera agrícola, colonización o de conflicto armado, del avance del latifundio o de los grandes monocultivos. Esta figura territorial ha sobrevivido a grandes y graves persecuciones y, tal vez por eso mismo posee un significado especial para muchas organizaciones de las gentes del campo.

La figura tiene un ya largo recorrido: la historiadora Martha Herrera estudió los desarrollos del estado colonial para sojuzgar las comunidades de la Nueva Granada y encontró, dentro de las formas de resistencia de las comunidades las “rochelas”, territorios habitados por indios, mestizos, cimarrones y blancos pobres, libres de la administración española. Estos asentamientos autónomos convivieron con los palenques de los negros fugados y habrían de retomar su sentido en los núcleos campesinos, “baluartes”, establecidos en las tierras al margen de las haciendas, ya en los primeros decenios del siglo XX. No extraña entonces que se reclame para las ZRC una amplia autonomía que se encuentra en su génesis.

Aunque las ZRC han sido difíciles de crear y han tenido muchos opositores, desde 1997 se han establecido seis reservas que suman 830.000 hectáreas y en las que viven cerca de 75.000 personas. La más grande es la ubicada entre los municipios de San José del Guavire, El Retorno y Calamar, con una extensión de 463.000  hectáreas.

Otras siete ZRC con una extensión de 1.253.000 hectáreas esperan ser constituidas este año, aunque enfrentan la oposición de los militares. La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – Anzorc, cuenta actualmente con 50 procesos organizativos y territoriales que buscan constituirse en ZRC. Pero el gobierno se encuentra paralizado por la oposición de los enemigos de las ZRC.

Para tener una idea de escala, las cifras dicen que en Colombia se usan 4,9 millones de hectáreas para actividades agrícolas, cuando para estos fines se pueden destinar 21,5 millones de hectáreas.  Mientras tanto, se dedican 38,6 millones de hectáreas para la ganadería, cuando apenas son útiles para esta actividad 20 millones de hectáreas.  El gobierno colombiano había anunciado su intención de volver a los campesinos a la tierra y restituir la tierras arrebatadas de la cual fueron despojadas y desplazadas unas 3,5 a 4 millones de personas desposeídas de unas 6 millones de hectáreas, especialmente por la acción violenta de los paramilitares. Esta imprescindible restitución es una iniciativa detenida.

A las ZRC campesina se oponen el Ministerio de Defensa y la cúpula militar, quienes, ejercen un veto ilegal sobra la constitución y el impulso gubernamental de nuevas ZRC. También son enemigos de las ZRC los agro-negocios, las empresas petroleras y minero-energéticas, las mafias y también los ganaderos.

Todos estos sectores expresan animadversión hacia el campesinado y sus pretensiones territoriales. A la desinformación y la construcción de una matriz de opinión contraria a las ZRC se ha sumado recientemente el Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, reviviendo el fantasma de las "repúblicas independientes", un antiguo estigma que tanto daño le ha hecho a la reconciliación del país.



Como primer resultado del proceso de paz, se convocó el año pasado a un encuentro amplio de discusión entre todos los actores vinculados al medio rural para encontrar soluciones al conflicto. Concurrieron entusiasmadamente  numerosas organizaciones campesinas, pero el encuentro fue vetado por los grandes terratenientes agrupados en la federación de ganaderos. No obstante ello se establecieron una serie de propuestas que giraban mayoritariamente en esta idea de impulsar a las ZRC. Estas conclusiones se elevaron a la mesa del proceso de paz para alimentar la discusión.

Sobre ellas se montaron las FARC-EP para proponer la creación a lo largo y ancho del país de 59 Zonas de Reserva Campesina (ZRC) que tendrían una extensión de 9 millones de hectáreas. En estas tierras, que según el gobierno equivalen al doble de las que actualmente se cultivan en todo el país con caña, café, algodón y tabaco, entre otros, la guerrilla quiere que las ZRC funcionen con la misma autonomía política, económica y cultural de los resguardos indígenas o los territorios de los afrodescendientes. Esta propuesta fue airadamente rechazada por el gobierno colombiano por el momento.

No obstante ello, si el gobierno colombiano tiene la decisión necesaria y la suficiente valentía para llevarla a cabo, la idea de ampliar la dimensión y los alcances de las ZRC es la mejor (y quizás única) alternativa para que el proceso de paz alcance acuerdos efectivos. Todos los pueblos de América Latina y del Caribe apoyan este proceso y darían también apoyo a esta iniciativa en su expresado deseo para que culmine exitosamente.

“Invisibles” un documental de 2007  producido por Javier Bardem, dirigido por Isabel Coixet, Fernando Barroso, Fernando León Aranoa, Javier Corcuera y Wim Wenders, que ganó el premio Goya al mejor documental 2007 y muestra a un grupo de campesinos que han decidido volver a sus tierras. La comunidad "El Encanto" vuelve a caminar por sus tierras cuatro años después de haber sido expulsada de ellas. A continuación, tres fragmentos del documental.

 
 
 
El documental puede verse completo en: http://www.youtube.com/watch?v=_NZsCqxhoOc

Volver a Actualidad